publicidad-adpv-rojo.png

Lunes, 18 de Marzo de 2013

Actualizado12:04:19

Navegas por Mundo Religiones / Ciudadanía Claudia Florentín (ALC) escribe sobre luces y sombras de Bergoglio-Francisco

Claudia Florentín (ALC) escribe sobre luces y sombras de Bergoglio-Francisco

ClaudiaFlorentin 300Manuel López.- “Hace más de 12 horas que en mi cabeza gira un abanico de sensaciones, pensamientos y experiencias”, escribe a propósito de la elección del arzobispo porteño Bergoglio como nuevo papa Francisco la periodista Claudia Florentín, editora de ALC Noticias, la revista digital de la Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC) consagrada al análisis e información de la realidad socio-eclesial, el desarrollo y los derechos humanos en América Latina y otras regiones del mundo. Este es su artículo, el testimonio honesto y valiente de una mujer protestante, ecuménica, militante y feminista que compartió espacios ecuménicos con el nuevo papa:

--------------

Un latinoamericano es Papa, pero la silla vaticana está lejos de los y las pobres del mundo

papa francisco i bergoglio  300Claudia Florentin

Desde que El Vaticano sorprendió al mundo con la elección de un no europeo como nuevo Papa, y para 
más, un argentino al que conocemos bien, no logro acallar las voces que pugnan por salir desde diversos sectores de mi andar eclesial, ecuménico, militante y feminista.



Casi como que fueran varios archivos los que se abrieron para mostrarme las caras, los rostros, los andares que este Arzobispo porteño muestra, es y puede mostrar aún.



La primera reacción fue personal, la de una Claudia que trabajó pastoralmente por años en la ciudad de Buenos Aires y compartió por ello espacios ecuménicos con el ahora Papa. La imagen pastoral, sensible, humana, ese perfil humilde y cercano que se dice y proclama para alabarlo hoy, es real en la experiencia ecuménica concreta, así como en la interreligiosa, por lo menos en los ámbitos formales donde estas se mueven. Puedo contar vivencias personales y de pastores cercanos, de mi propia comunidad de fe, que tuvieron en este pastor católico, un amigo fraterno, preocupado, comprometido. 

Ayer se lo vio así en la ventana vaticana, con el perfil bonachón que muestra, pero que esconde -a no dudarlo- una rígida estructura de poder y de mando.



Escuchar que el nuevo Papa se llamará Francisco movió muchos corazones, ¿cómo no conmoverse por 
una elección que remite a la solidaridad y la hermandad, a la pobreza por elección? “Escoger Francisco como nombre es elegir un programa: el amor a los pobres, a la naturaleza, a la sobriedad, a la ecología, porque los seres son hermanos”, dijo Leonardo Boff ayer por Twitter. 



Enseguida una política argentina que siempre se arroga la religiosidad como virtud, Elisa Carrió, dijo: "Me parece muy buena su decisión de elegir el nombre de Francisco, porque Francisco es el rico que se despojó y por eso, de tan pobre, fue inmensamente rico".



Imposible pensar que el Bergoglio devenido Francisco pueda poner en práctica la vida y los postulados de aquel otro Francisco. Es jesuita, para dato, no fransciscano, y hay diferencias... pero además el Vaticano con sus millones en cuentas bancarias y bienes, no dejará lugar para la austeridad tan marcada en la vida porteña del arzobispo. ¿O alguien piensa que venderá todo y lo dará a los pobres? Puede hablar de ello e innovar en alguna política pastoral acorde a los y las marginadas de la sociedad, pero la coherencia entre discurso y acción no puede esperarse en medio de la suntuosidad vaticana.



Y permítaseme la sospecha. Se dice que el Cónclave eligió un nombre de consenso al no contar con mayoría para uno de los dos favoritos. El consenso no podemos imaginar que fue a un innovador, a un reformador, a un progresista, máxime cuando la Iglesia Católica enfrenta enormes pulpos con temas escabrosos a su interior, que llevaron a la renuncia de Ratzinger. Bergoglio los conoce bien y algunos de esos temas también están presentes en la Argentina, como los casos de pederastas, casos donde el Episcopado nacional miró a otro lado y protegió a los culpables esgrimiendo “campañas sucias” en su contra. ¿Puede esperarse algo revolucionario? En todo caso no será Francisco quien lo resuelva, en soledad y con sus principios, sino la enorme y complicada estructura de poder vaticana que, aún dividida, no abunda en proyectos de reconocimiento, arrepentimientos, justicias y resarcimientos.



Aquí en Argentina lo que más se cuestiona de Bergoglio es la actuación como superior provincial de la Compañía de Jesús durante la dictadura militar. ¿Fue cómplice de los dictadores militares o calló y en su omisión terminó avalando los crímenes? 



Se lo ha señalado como directo responsable de la desaparición de los sacerdotes también jesuitas Francisco Jalics y Orlando Yorio. Ambos curas, que desarrollaban trabajo social en las villas de Buenos Aires, fueron secuestrados y llevados a la ESMA. De allí fueron devueltos después de padecer torturas. Bergoglio negó siempre toda responsabilidad en la desaparición de los curas.

Siguen desaparecidas cuatro catequistas, entre ellas Mónica, la hija de Emilio Mignone, y dos de sus esposos secuestrados junto con Yorio y Jalics. Al declarar en la causa ESMA, Bergoglio dijo que pidió por Yorio y Jalics a Jorge Videla y a Emilio Massera. El ex diputado Luis Zamora, abogado de la querella, dijo que él había sido “un testigo reticente”. 



Las Abuelas de Plaza de Mayo exigen que el ahora Papa declare lo que sabe de la desaparición de los hijos de militantes, en el juicio que juzga la existencia de un plan sistemático por el robo de bebés nacidos en cautiverio. El sacerdote fue mencionado en un juicio por crímenes de lesa humanidad en relación con el caso del nacimiento y apropiación de la nieta de una de las fundadoras de las Abuelas de Plaza de Mayo, Alicia "Licha" de la Cuadra.



Pero aún en esto hay desacuerdos: “Hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura argentina, pero Bergoglio no”, declaró Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, en diálogo con la cadena de noticias británica BBC. “A Bergoglio se lo cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisión a dos sacerdotes, siendo él el superior de la congregación de los Jesuitas. Pero yo sé personalmente que muchos obispos pedían a la junta militar la liberación de prisioneros y sacerdotes y no se les concedía", recordó. 


De todos modos, las fotos que lo muestran junto a los dictadores pueden decir mucho de lo que las 
palabras callan.



Como mujer, como feminista, no albergo más que una certeza: la elección de este cardenal, será más de lo mismo para la agenda de las minorías. Nunca estuvieron y nunca estarán en las prioridades de la iglesia romana. Mucha indignación escuché ayer de compañeras feministas, y es claro, la lucha por los derechos de las mujeres en Argentina, lucha que la iglesia local se encargó de demonizar tantas veces como pudo, puede volverse aún más ríspida y cuesta arriba si se piensa un escenario de fortalecimiento en el país de la iglesia de Roma. En un estado que se denomina “laico” pero sigue peleando por una ley de igualdad religiosa, todo puede esperarse.



Hay que recordar que fue este cardenal quien mostró férrea oposición al matrimonio igualitario, del cual llegó a asegurar que era "una movida del Diablo". "Está en juego la identidad y la supervivencia de la familia: papá, mamá e hijos". "Está en juego la vida de tantos niños que serán discriminados de antemano privándolos de la maduración humana que Dios quiso se diera con un padre y una madre. Está en juego un rechazo frontal a la ley de Dios, grabada además en nuestros corazones", dijo en ese momento. De todos modos, la influencia de la iglesia Católica no alcanzó a prevalecer y es ley el matrimonio igualitario, con voto político del gobierno kirchnerista, a quien Bergoglio se enfrentó en varias ocasiones con diversos matices.



Es este sacerdote el que se opone a la interrupción del embarazo aun en casos de violación, y es ese tema el prioritario de la agenda feminista este año. En 2009, exhortó a los cristianos a "poner la cara" para luchar contra "la cultura de la muerte" del aborto, y animó a defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural. "Urge priorizar en nuestra patria el derecho a la vida en todas sus manifestaciones, poniendo especial atención en los niños por nacer, como en nuestros hermanos que crecen en la pobreza y la marginalidad", dijo hace poco tiempo. 

De todos modos su negativa coincide con la de la mandataria argentina, así que si de oposiciones se trata, el movimiento feminista se enfrenta a un pedido de despenalización del aborto, bien complejo, con o sin papa argentino.



Analistas de la misma iglesia, piensan no obstante que con Bergoglio al poder se les cierran las posibilidades a los sectores ultraconservadores que aspiraban a ver sentado en la silla arzobispal porteña (ahora vacante) a uno de sus máximos exponentes, el arzobispo platense Héctor Aguer, quien es enemigo acérrimo de la teoría de género, de las mujeres que pelean por sus derechos, de la salud sexual y reproductiva y de cuanto tema tenga por centro, las minorías.



Eduardo de la Serna, de Curas en Opción por los Pobres, dice que “no es probable que impulse cambios en cuestiones de doctrina, como el lugar de la mujer en la Iglesia o la comunión de los divorciados”; pero, sin embargo, “bien podría ser que, sin cambiar la doctrina, tuviera gestos de 
acercamiento a divorciados o aun a travestis”, afirma recordando que ya ha hecho esos actos de pastoral con los más necesitados.



¿Y entonces? Creo en milagros, creo en la posibilidad de cambios, por supuesto, pero también descreo de las instituciones que juegan a las escondidas, a los silencios, saludando verdugos y condenando víctimas en el camino.

Creo en milagros y por eso puedo entender a quienes lo esperan de este tiempo de la iglesia romana 
con un pastor latinoamericano en el mando, con un Bergoglio austero y cercano al pueblo, pero lo cierto es que la silla vaticana sigue y seguirá estando muy lejos de aquel Francisco de Asís y ni qué decir de Jesús, ese que caminó, comió, vivió con los y las pobres y marcó huellas de justicia, de reconciliación, de inclusión, de paz.

http://www.alcnoticias.net/

Enlaces:

Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.

 
 
Comentarios (1)Add Comment
0
Somos luces y sombras
escrito por Abel Alberto Manr�quez Machuca, marzo 15, 2013
Muy buen título, ya que de luces y de sombras somos todos, con nuestros propios lados oscuros "de la fuerza". También interesante el contenido y valiente la redactora, porque todo aquello en que se toque a la religión y a sus autoridades es "camisa de once varas".
Por el momento con este tornado de noticias papales, esperaré la calma para abocarme a indagar más aspectos biográficos de este nuevo papa, y pondré más atención a sus primeras actuaciones, para formarme una opinión y auto-aventurarme una idea sobre él y lo que se puede esperar.
De todas formas, sea él u otro que lo exprese en el siglo XXI, creo que "satanizar" o "demonizar" la homosexualidad, o considerar que allí está la acción luciferiana, es muy extremo y, en última instancia, no tiene nada de misericordioso ni pastoral.
¿Cuál habría sido la actitud de Jesús? ¿Hay algo de ello en los textos bíblicos?
Creo que Juan XXIII, en su momento y en el siglo XX, fue el que más cambios reales y trascendentes realizó, y, el más ecuménico, porque en su sentido pastoral actuó con tolerancia y respeto incluso hacia instituciones espirituales no religiosas. Luego de él, tras un papa intelectual como Pablo Sexto, se ha vivido un proceso en reversa.

Escribir comentario

busy

Última actualización el Jueves 14 de Marzo de 2013 21:13