publicidad-adpv-rojo.png

Domingo, 30 de Diciembre de 2012

Actualizado08:14:28

Navegas por Sociedad Nuevas tecnologías Los resultados del buscador de Google no son objetivos

Los resultados del buscador de Google no son objetivos

DuckDukGoPES- Una investigación llevada a cabo por la competencia acaba de demostrar que las búsquedas que hacemos a través de Google no nos ofrecen resultados objetivos, sino que tienen en cuenta nuestras solicitudes anteriores y nuestras preferencias.

El buscador DuckDuckGo (que recomienda usar el bloguero francés Korben, siempre en pos de las últimas novedades tecnológicas y comunicativas) ha efectuado un sondeo para averiguar como funcionan los resultados de las búsquedas efectuadas por los usuarios en Google “tanto cuando están conectados a su cuentas como cuando están desconectados y navegan en privado”. Y ha llegado a la conclusión de que “no existen resultados standards” en el buscador de contenidos más usado del mundo, cada una de las páginas de resultados que consigue el usuario tiene en cuenta sus búsquedas precedentes.

DuckDuckGo ha efectuado el sondeo sobre 131 estadounidenses no conectados a sus respectivas cuentas (y por lo tanto no geolocalizados), pidiéndoles que buscaran conceptos muy solicitados actualmente como “aborto”, “control de armas de fuego” y “Obama”. Y para sorpresa de los investigadores cada uno de ellos ha obtenido resultados diferentes.

Un resultado negativo para Google que se suma al del informe presentado el 17 de octubre de 2012 por la Comisión Nacional de Internet y Libertades (Cnil) francesa que, en nombre de las autoridades europeas, da un serio varapalo a las reglas de confidencialidad de Google. Según la información firmada por Sebastian Seibten en el canal internacional France 24, “Google no facilita a sus usuarios suficiente información sobre el tratamiento de los datos personales”, mientras que Isabel Falque-Pierrotin, presidenta de la Cnil, es categórica: “las reglas de confidencialidad de Google son contrarias a la directiva europea sobre protección de datos de carácter personal”.

Google cambió sus reglas de confidencialidad en marzo de 2012, sustituyendo las de sus distintos servicios por una única para todos, lo que al parecer perjudica a la seguridad de los datos de los internautas, que no saben ni qué guardan sus datos ni qué datos son exactamente los que interesan al gigante de los buscadores. La Cnil ha hecho una serie de recomendaciones a Google para que explique “clara y simplemente qué datos recogen y como pueden los usuarios oponerse”.

Dice Korben en su blog que del sondeo efectuado por DuckDuckGo se desprende que Google proporciona los resultados basándose en el “pasivo de búsqueda” de cada uno de los internautas; lo que no es lógico “ya que entre las promesas de Google figura la de controlar y bloquear ese tipo de cosas, lo que aparentemente no consigue hacer con eficacia (o no quiere conseguir)”, que nunca se sabe.

“Podríamos pensar –comenta Korben- que no es muy grave porque esos resultados son más próximos a lo que esperamos y a lo que somos… pero tiene también varios aspectos negativos”. En primer lugar que “los resultados de la búsqueda están claramente orientados, todo irá en el sentido del internauta de forma que llegará un momento en que no encontrará más opiniones que las suyas propias”. Y es una pena, comenta, porque es sabido que “la apertura de criterio y la tolerancia se adquieren confrontándose con las ideas de los otros y comprendiéndolas (lo que no obliga en absoluto a compartirlas)”.

Después hay que pensar que el nivel de confidencialidad en las búsquedas “es muy mediano. Llevando el razonamiento al extremo, si tomo prestado el ordenador de un amigo, en función de los resultados de algunos conceptos clave podré adivinar lo que piensa sobre, por ejemplo, el matrimonio de homosexuales o la pena de muerte”.

Finalmente, dice Korben, todo esto nos demuestra que “las herramientas ofrecidas por Google para evitar la intromisión y garantizar nuestra vida privada, no son más que placebos” y nos frustra porque nos habíamos creído sus argumentos.

Después de lo cual hay que decir que DuckDuckGo no ha hecho el estudio por casualidad: el motivo es ofrecerse como “recambio” y ofrecer argumentos suficientes para que los internautas decidan utilizar su buscador, al parecer, de momento más “respetuoso de la vida privada”.

En otra página, Micromut.fr, califican a DuckDuckGo de “alternativa creíble a Google” con un argumento más: que Google hoy privilegia los artículos más recientes y los que llevan incorporada más publicidad, “por eso ofrece resultados diferentes según el historial de navegación” de cada usuario. Para Addons, un blog de mozilla.org, ChuckChuckGo es uno de los tres buscadores que protegen la vida privada: “la mayoría de los buscadores utilizan los cookies y las direcciones IP para ‘perseguiros’ en la web, lo que es un auténtico peligro para vuestra vida privada”.

Busco opiniones en las páginas de (naturalmente) Google en castellano y, aparte de las directamente publicitarias, encuentro la de un internauta perteneciente a la Comunidad del Software Libre, com-sl.org, quien presenta a DuckDuckGo (que asegura utiliza intermitentemente) como “un buscador que utiliza información de sitios públicos, como Wikipedia, con el objetivo de aumentar los resultados tradicionales y mejorar el resultado. La filosofía de DuckDuckGo hace hincapié en la privacidad y en no registrar la información personal del usuario”.

El buscador DuckDukGo fue creado en febrero de 2008 por el empresario estadounidense Gabriel Weinberg, exalumno del emblemático MIT y anteriormente fundador de la red social The Names Database, que vendió en 2006. Se trata, según las páginas consultadas, de un buscador simple, rápido, pertinente y que funciona con una filosofía distinta de la de otros buscadores, más comerciales. Desde el principio del año 2012 ha registrado una media de un millón y medio de búsquedas diarias, por ordenador y smartphone.


Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.

Los resultados del buscador de Google no son objetivos
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy