publicidad-adpv-gris.png

Martes, 5 de Junio de 2012

Actualizado11:40:45

Navegas por My Blog Dashboard Tags crisis económica

Mi Blog

en periodistas en español
Tags >> crisis económica

RJClaudín

Leo este titular de La Vanguardia relacionado con un hombre que vivía desde hacía nueve meses ocupando un piso vacío de protección oficial con su mujer y su hija menor de edad, después de haber agotado el paro y no poder pagar el piso de alquiler donde vivía, y se me eriza el vello pensando en cómo puede una persona llegar a la situación límite en la que ya no tiene nada que perder, pero en vez de reaccionar con agresividad, opta por quitarse la vida para cortar con el sufrimiento de ver en esta situación a los suyos.


Las compañías transnacionales, que desempañan un papel clave en el desarrollo de la economía mundial, están controladas por un “pequeño y selecto” grupo de empresas radicadas en los países industrializados. Según un informe elaborado por los investigadores del Instituto Federal Suizo de Tecnología, un núcleo integrado por 147 empresas europeas, norteamericanas y japoneses controla el 40% de las actividades económicas de nuestro planeta. Se trata, en la mayoría de los casos, de institutos financieros y compañías de seguros, que supervisan, a través de inversiones selectivas, las actividades de las 43.060 principales corporaciones industriales del “primer mundo”. 


Recuerdo que allá por los años70, durante una de las interminables reuniones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), un subsecretario de Estado para Comercio Exterior estadounidense me cantó las loas de la “unidad” de los países industrializados. “Apostamos por Europa; necesitamos aliados fuertes”, afirmó rotundamente.


La Gran Banca Española ganó 14.000 millones en 2010. El beneficio neto de los “cinco grandes” (Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa y Popular) alcanzó esa cifra a pesar de las fuertes dotaciones económicas que hubieron de hacer para afrontar la  elevada morosidad y las dificultades que impuso el peor ejercicio de la llamada “crisis mundial”.


Cada crisis económica que se inicia tiene un trayecto marcado desde el mismo momento en que un consejo de administración o un cocodrilo financiero la proyectan.  La actual no es una excepción.  Iniciada como una extrapolación de las hipotecas tóxicas y la explosión (hay quien dice,  “implosión”) de la burbuja inmobiliaria está engordando, como objetivo único y final, el bolsillo y los rendimientos de un selecto club de privilegiados


Un ministro de un Franco ya cadavérico, Gonzalo Fernández de la Mora, que se las daba de filósofo y politólogo, escribió un ensayo que se llamaba “El crepúsculo de las ideologías”. Desde una teórica ausencia de ideología, que ya es una ideología en si, y subido a una marea tecnocrática y desarrollista, este eximio opus-deísta creyó entender que se habían acabado las ideologías.


El próximo sábado 13 de noviembre de 2010, Accio Popular Contra la Impunitat, el Movimiento Contra la Intolerancia el Racismo y la Xenofobia y el Centro Cultural Islámico de Valencia han convocado una concentración contra el racismo, la intolerancia, la xenofobia, el fascismo y el antisemitismo en la capital valenciana.


Paloma Avilés.- Esta semana, se cumplen dos años de la quiebra de Lehman Brothers, que desencadenó la peor crisis financiera de los últimos 80 años. Hasta el 15 de septiembre 2008, Lehman Brothers era un sólido banco de inversión, situado entre las cuatro entidades financieras más potentes del mundo. Con el anuncio de la quiebra, Lehman Brothers provocó una gran conmoción en el mercado que se expandió casi instantáneamente en todo el mundo. Los efectos en los mercados de valores fueron tan devastadores que arrastraron a las economías a un pozo de deuda y crédito y perdidas de millones de puestos de trabajo que aún hoy no hemos salido. A pesar de los esfuerzos del gobierno que preside Jose Luis Rodriguez Zapatero, se prevé que España sea uno de los últimos países de la UE en abandonar la UVI de la crisis, mientras la sociedad española se sume en una profunda crisis de valores.