Félix Población*

Se hizo esperar, no solo  porque se le necesita sino porque la salida se preveía durante los meses de este otoño a punto de extinción. Será, finalmente, el mismo día del inicio del invierno: el 21 de diciembre estará en la calle el primer número del periódico La Marea, que llegará a los quioscos después de que los más asiduos lectores se quedaran huérfanos del diario Público, cuando esta publicación puso punto final a sus casi cinco años de trayectoria como periódico impreso en papel. La edición de La Marea se venderá al precio de 3 euros, constará de 64 páginas y será en principio mensual, aunque quizá luego esa periodicidad sea menos espaciada, quincenal o semanal. Su contenido alternará la opinión con el análisis y el periodismo de investigación, así como la crítica de espectáculos y las entrevistas.

El primer número de La Marea será, según su promotores, toda una declaración de intenciones: reportajes sobre lobbies políticos, corrupción y derechos civiles, entrevistas, un cuento de Isaac Rosa, críticas de libros y cine, teatro y humor. Entre los columnistas figuran firmas conocidas como las Antonio Baños, Nuria Varela, Alberto Garzón, Raúl Minchinela, Bob Pop, Mónica G. Prieto, Juan Carlos Monedero, Pablo Soto y Juan Diego Botto. Y, además, las viñetas de Manel Fontdevila y Bernardo Vergara.

"Somos -se dice en esa declaración de intenciones- un equipo de profesionales que solo depende de sus lectores. Gracias a vuestro apoyo, ningún anunciante ni partido político puede condicionar nuestros contenidos. Somos libres, no tenemos miedo ni complejos. Y aspiramos a crecer juntos". La publicación de distribuirá por 3.500 puntos de venta en Madrid, Barcelona y Valencia, pero también se podrá adquirir sin gastos de envio a través de la página web correspondiente, sobre cuyo contenido nada se dice en la breve nota informativa que se ha difundido hoy en MásPúblico, pero que se inaugurará a finales del mes de enero.

"La creación de un medio libre de intereses comenzó el 3 de enero de 2012 -leemos en el texto que da a conocer la noticia-, cuando nos anunciaron el concurso de acreedores del diario Público, donde trabajábamos todos los fundadores de La Marea". Esta decisión de la empresa, que quizá podría haber sido rentable de haber sido bien gestionada, provocó el cierre de la edición en papel y el despido del 85% de la plantilla. "Primero, creamos la cooperativa MásPúblico, de la que no son socios solo los trabajadores (periodistas, maquetadores, fotógrafos, administradores…), sino también los lectores. Desde entonces, hemos trabajado codo con codo en la construcción de un medio de comunicación que el próximo 21 de diciembre tendrás en las manos".

Sería deseable que, como sostienen sus promotores, La Marea suponga "un soplo de libertad para la prensa. Sin empresarios ni políticos detrás. Sin anunciantes que condicionen nuestras informaciones". Hay muchos lectores esperando que estos principios cuajen y se noten en la presencia de un medio profesional y de izquierda crítica e independiente de siglas y sectarismos. El modelo podría estar en Alemania con el Tageszeitung, propiedad desde 1992 de más de 5.000 abonados, con un total de 50.000 suscriptores y una tirada media de 60.000 ejemplares. *Diario del Aire
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy