Ruvakuki-HassanHa cumplido ya un año en prisión. Se llama Hassan Ruvakuki y es de Burundi uno de los países más pobres y más corruptos del mundo. Ahora se pudre en la cárcel acusado -nada menos- que de “participación en un ataque terrorista”. Su delito único, en realidad, es haber ejercido su oficio de periodista. Los profesionales de los medios de comunicación de Burundi mantienen un nivel de libertad de expresión casi sorprendente en un entorno muy hostil.

Porque en ese país hermano de Ruanda, la sombra de la guerra civil asoma de nuevo entre el silencio internacional. Los defensores burundeses de los derechos del hombre, refieren amenazas frecuentes y periódicas ejecuciones extrajudiciales. Pierre Claver Mbonimpa, que encabeza la Asociación para la Protección de los Derechos Humanos, afirma que los autores son policías y funcionarios: “La impunidad es total”. El país disfruta de una paz muy inestable desde que un grupo rebelde (Fuerzas de Liberación Nacional, mayoritariamente de etnia hutu), depusiera las armas en 2009, tras años de insurgencia contra el gobierno. 

 En ese país, menos extenso que Galicia, las tensiones están regresando por la puerta trasera, a pesar de los esfuerzos de la comunidad de países africanos por evitarlo. Por eso, Ruvakuki viajó a Tanzania para hacer una entrevista y comprobar si existía allí realmente un nuevo grupo armado contrario al gobierno de su país. Un mes después, ese grupo, dirigido por un antiguo policía de Burundi, atacó la localidad de Cankuzo. Las autoridades afirmaron que hubo 18 bajas entre los “bandidos” rebeldes. Algunos relacionan las nuevas tensiones con el boicoteo de las elecciones hace un año; con las demandas al presidente Pierre Nkurunziza para que abra una nueva fase de dialogo.    Hay que recordar que los enfrentamientos étnicos hutus/tutsis causaron menos muertos que en Ruanda, pero “menos” significa quizá 300.000 víctimas en el tramo final del siglo XX. Hemos podido ver noticias del mismo tipo que las que cubría Ruvakuki, en reportajes de cadenas extranjeras. Como el excelente reportaje y la entrevista a otro supuesto jefe rebelde de Burundi, instalado en el turbulento este del Congo, por parte de la periodista francesa Pauline Simonet (de la cadena pública France 24).

Burundi exporta café (el 93% de sus exportaciones), pero también “sufre” (como el este del Congo) otras riquezas como cobalto, cobre, níquel y uranio El SIDA afecta a más del 3% de los burundeses. La homosexualidad es considerada un delito, que se castiga con años de cárcel. Formalmente, es una democracia multipartidista, que ha ratificado la mayor parte de los tratados internacionales de derechos humanos. 

Ese es el contexto en el que Ruvakuki fue detenido el 28 de noviembre de 2011. Estuvo en un campo militar secreto en la misma localidad del ataque citado, después fue llevado ante un juez. No se le permitió contactar con su abogado, Onesime Kabayabaya. Éste acusa al gobierno de ofrecer su versión a diversos diplomáticos, mientras se negaban esos detalles de supuesta culpabilidad al defensor del periodista quien denuncia irregularidades y  "violaciones masivas de los derechos de defensa, así como de las normas de procedimiento".  El abogado no pudo ver a su cliente durante meses, ni tampoco acceder al sumario. Una nueva audiencia, que podría ser también su última posibilidad de apelar la condena, está prevista el 8 de enero.

En nombre de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), una delegación de colegas de Burundi y Dominique Pradalié, periodista francesa de France 2, secretaria del Syndicat National de Journalistes de Francia, ha podido visitar a Hassan Ruvakuki  en la cárcel. Desde allí nos llega su testimonio escrito por carta: “Mis abogados y yo queremos decirle al mundo –afirma el periodista encarcelado-, que soy inocente, que mi lugar no está en una cárcel, sino al lado de mi mujer y mi hija de siete años. Nunca he pertenecido a un partido político mucho menos a un movimiento armado. Hace diez meses me estoy pudriendo en la prisión”.

Comentarios (1)Add Comment
0
si que tienen mala entraña
escrito por Atilano Baez, diciembre 10, 2012
estos gobiernos corruptos un dejaran de existir mira que quitrle alguien el placer de estar con su familia por ejercer uno de los trabajos mas nobles como el periodismo


to publish/unpublish/

Escribir comentario

busy