Censura-ES

Mercedes Arancibia

La censura en España era un lápiz gordo rojo y unos señores con cara de mala leche –como el Nobel Cela- que se guardaban para ellos todas las tetas y los culos que aparecían en las fotografías y las devolvían a las redacciones pringando de tinta china, con “pololos” hasta la rodilla para esconder el pubis y un par de margaritas como girasoles en los pezones. Era también un chico, normalmente todavía en edad escolar, con una bicicleta y un puñado de folios mecanografiados corriendo de la redacción al Ministerio, llevando y trayendo tachaduras, apostillas, renglones siempre torcidos por la mano todopoderosa de la represión.

La censura era un madero de civil que llegaba a tu casa a las dos de la madrugada, despertaba a tu madre y a tu abuela, registraba todo lo que encontraba a su paso, tiraba los libros al suelo y cargaba contigo hasta la Dirección General de Seguridad (celda número 13, Puerta del Sol), para empapelarte, darte un par de hostias por hacer “propaganda ilegal” y escupirte en la cara tres insultos como tres lapos: roja, atea y masona.

La censura era el miedo, Triunfo y Hermano Lobo cerrados, una bomba en El Papus, las películas sin el beso final, Grace Kelly y Donald Sinden “hermanos” en Mogambo, Buñuel solo para extranjeros, Senderos de Gloria, El gran dictador y Por quien doblan las campanas visionada como joyas vintage con más treinta años de existencia, Vidas rebeldes con casi la mitad de las escenas cortadas, reducidas (lo pequeño es hermoso), El último tango en París al precio de un viaje de 1.200 kilómetros en Talgo.

Mis amigos en París, Paco Ibañez prohibido, Serrat “exiliado” en México, Raimon cantando sin permiso en Económicas, Morente, Menese y Gerena en la clandestinidad de las timbas de los “señoritos” entendidos, Castañuela 70 con la bandera republicana escondida en las bragas de Lola, Lluis Llach negándose en TVE a recogerse la melena en una coleta y quedando fuera de programa. Fahrenheit 451.

La censura era ignorar que existen García Lorca (el lagarto y la lagarta), Miguel Hernández (Andaluces de Jaén), León Felipe (los grandes poetas no tienen biografía, tienen destino), César Vallejo (me moriré en París con aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo.…), Max Aub (Las buenas intenciones), Luis Cernuda, Juan Marsé , Francisco Ayala, Jaime Gil de Biedma, los Goytisolo (los tres, por razones personales me quedo Palabras para Julia de José Agustín), la Escuadra hacia la muerte de Alfonso Sastre…

Me dicen que hoy -2 de diciembre de 2012-  hace 35 años que se abolió la censura en España. Por si me falla la memoria, cuento con los dedos y advierto que estamos hablando  de 1977, dos años después de la muerte del dictador, dos años después de iniciar esa transición que no acaba nunca, dos años después de llamarnos demócratas. Alguien nos debe esos dos años y debería pagar por ello..

 


Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.
Comentarios (3)Add Comment
0
Es aún peor... censuran información a golpes de porra
escrito por Ago Herrero, diciembre 03, 2012
La nostalgia del franquismo nacionalcatólico que rezuma este des-gobierno con ministros tan zafios como ni con Franco los recordamos.. Un nuevo Arias Navarro del opus dei en gobernación, un faraón en in- justicia, una cofrade del Rocío a des-empleo, una legionaria de Cristo - Rey en sanidad, un traficante de armas en defensa... Evidentemente, les molesta la libertad de expresión y por eso aporrean a los periosdistas y tratan de censurarlo todo
Mercedes Arancibia
No cambio ni una coma
escrito por Mercedes Arancibia, diciembre 03, 2012
No cambio ni una coma a lo que has escrito. Nos deben todo porque ya nos han quitado todo. Lo de los 2 años se refiere únicamente a la deuda en censura.
Un abrazo y gracias
Mercedes Arancibia
0
Nos tienen que devolver más cosas
escrito por FMC, diciembre 03, 2012
En primer lugar enhorabuena por el artículo. Luego pienso que nos tienen que devolver más cosas, en lo que tu llamas "transición que no acaba nunca", pero que siempre he dicho que no hubo. Solo un cambio de actitud, incluso de camisa si me aprietas y, sobre todo una bajada de pantalones premeditada. Aceptación de unos símbolos retocados, pero los mismos, una forma de gobierno trasnochada, que implantó el dictador, y una iglesia que, como siempre saca partido de todo. Y nos tienen que devolver la ilusión que nos quitaron, y sobre todo la esperanza. Ahora si, por el contrario, estamos viviendo la verdadera transición del fascismo, que estaba dormido y se ha envalentonado. Por lo tanto no nos van a devolver nada nos van a quitar todo.

Escribir comentario

busy