Eurotopia15-1y2-0 525

 

Manuel López

 

La trofología -no confundir con la bromatología, pues esta ciencia trata de los alimentos y aquella de la nutrición- viene a dar la razón a la creencia que data de la Edad Media, se remite a los monjes cerveceros y sostiene que la cerveza es tan saludable que hasta hace ensanchar el pecho. Obviamente, los frailes flacos no gustaban del “jugo de cebada”, práctica a la que se dedicaban con devoción los monjes más contemporizadores.

 

Cuando la producción de cerveza dejó de ser exclusiva de los conventos y se fue popularizando su consumo, el mito del ensanche de pecho se traspasó a la generosa profundidad de la gloria del escote de la mujer bebedora de cerveza. (Al bebedor de cerveza a la vista está que el ensanche anatómico le sale… en la barriga).

 

En efecto, algo hay del benéfico y saludable efecto anatómico en el consumo de la cerveza. Monika Preuk recogía en Focus el pasado 30 de septiembre en vísperas de la Oktoberfest de Múnich unas declaraciones de Silke Restemeyer, ecotrofóloga de la DGE, la sociedad alemana de nutrición, que vienen a avalar la creencia generalizada de que la cerveza “es un elixir de la vida, alimenta el busto de las mujeres y protege contra los ataques cardíacos y la diabetes”.

Los amantes de la cerveza valoran esta bebida tradicional y especialmente saludable, protegida por una pureza cuyas normas estableció el mismísimo Martín Lutero,. “En los últimos años,” comenta Silke, “algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de cerveza puede ejercer una serie de efectos positivos para la salud: parece disminuir el riesgo de ataque al corazón y diabetes tipo 2, al tiempo que fortalece el sistema inmunológico”. Continúa la ecotrofóloga enumerando efectos benéficos de la cerveza para la salud: Sobre la pregunta del millón -el tamaño de las tetas de las mujeres- “No menos importante”, concluye, “las hormonas vegetales fortalecen los huesos y ayudan a las mujeres ‘zu mehr Busen’”. Acertaste, oh lector o lectora: “más senos” (más crecidos, vaya).

 

Cierto que no faltan los científicos partidarios la versión más abstemia -o asténica- que sostienen que para que los estrógenos presentes en la cerveza hicieran realmente ensanchar el pecho habría que beber algo así como mil litros de cerveza al día para ingerir los 2 miligramos de estradiol, una hormona esteroide sexual femenina, que es la cantidad mínima que haría falta para que el bebedor de cerveza pudiera darse ostentóreos golpes en el pecho presumiendo de que está fuerte como un toro.

 

El masivo espectáculo de bendita exuberancia pectoral femenina en las fiestas -léase orgías- de la cerveza, sin embargo, parece inclinarse más por el lado de la ecotrofóloga. Los teóricos de la comunicación visual tienen, desde luego, pocos ejemplos tan palmarios como la inapelable gloria de los escotes tanto de las Biermädel, las camareras de cerveza, también llamadas Biermädchen, como de las clientas para ilustrar el significado de lo que es sugerir.

 

Eurotopia-y15--1-525

 

El cuadro de Eduard von Grützner (1864-1925) que muestra a los monjes reunidos en la mesa en el convento con cerveza y pan en animada conversación con su banquero o el distribuidor que comercializa su cerveza y la espléndida foto en picado de la Biermädel en plena faena transportando sus buenos doce kilos de cerveza -cinco jarras de litro en cada mano- resumen a la perfección la dualidad de la producción cervecera: la densa, aromatizada y cara cerveza monacal -cerevisia- de malta de cebada frente a la menos alimenticia, más refrescante y barata bier/beer/bière de los productores laicos, aromatizada simplemente con lúpulo. 

Eurotopia2-vertical 525

 

Más o menos cebada o lúpulo… lo que importa es el escote…

 

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (y 15. Epílogo final. Cerevisia vs. Bier/beer/bière)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (14. Epílogo 5. Elogio del vino)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (13. Epílogo 4. Catálogo de chupitos)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (12. Epílogo 3. El ‘agua de Escocia’)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (11. Epílogo 2. La cerveza familiar)

Eurotopia, la utopía europea de Heineken (10. Epílogo 1. Inventos protestantes)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (9. Balcanes)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (8. Italia)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (7. Islas Británicas)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (6. Escandinavia)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (5. Europa Central)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (4. Alemania)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (3. Francia)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (2. Iberia)

Eurotopía, la utopía europea de Heineken (1)

 

Blog de Manuel López

 

 

… 

Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy