No le hacía falta al capitalismo excremental que nos gobierna la demencial  exhibición hecha contra el pueblo de Chipre.

 

Todos sabemos cuáles son sus herramientas de extorsión.  En una guerra entre los clanes mafiosos europeos y los no tan europeos de Rusia han cogido como rehén a los pequeños ahorradores de la isla mediterránea.

Y de paso lanzan un aviso a los navegantes  en la miseria del Sur de la jodida Europa. ¡Tragad con vuestros déspotas locales que sino os ahogamos en esta versión vernissage de corralito!

El mundo, el planeta, está en trance de total inmolación. Israel y USA buscan un pretexto para atacar a Irán y Corea del Norte. La respuesta y el gazpacho pueden ser totales. El neoliberalismo, anidando o utilizando a imbéciles totales, tipo Botella, quiere que volvamos a la esclavitud. Arrasan todos los derechos, convierten en detritus cualquier asomo de política social, nos expolian, tiranizan y roban al ritmo de cuentas de 38 millones en Suiza.

Cuando el martes se abran los bancos en Chipre, el espíritu del pequeño ahorrador del mundo mundial se va a abalanzar sobres sus cuentas, con efecto inducido o llamada, que puede llegar en sus efectos a economías tan de cartón piedra como la española, donde Mariano “El Sobres” capitanea una partía de  spanish tummy (barrigas españolas) que hablan inglés con acento Ana Botella. Es decir, una lumbre a las puertas de la muerte.

Si el maremoto que puede producirse va a tener en el puesto de mando a lumbreras como Montoro,  Ana Mato o Báñez es mejor que nos coja ya el balastro. La “marca España” es una sucesión de inútiles, corruptos y desteñidos gobernantes, contrarios a la razón, los sentidos y los espíritus.

Parece una pesadilla, pero cualquier madrugada de estas, usted puede enterarse que un linchador tipo De Guindos se ha quedado con el 10, el 12 o el 15 por ciento  de sus ahorros. No hay más que oírlos hablar: “Los ahorros, hasta 100.000 euros, son sagrados”. Que significa, justamente, lo contrario. Que cualquier día de estos, a Mariano se le aparece la virgen en forma de mercado, y te firma el decreto que te deja perfilado y tieso en medio del corral.

El fasto del gran robo, el trueno del gran atraco, ya está preparado. O inventamos la pólvora revolucionaria o nos dejan en cueros. 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy