El miércoles 19 de septiembre, fui víctima de “hackers”, estafadores que han protagonizado ataques cibernéticos en todo el mundo. Me robaron mi identidad personal, entraron a mi cuenta Yahoo y enviaron un email a todos mis contactos con mi firma, pidiéndoles dinero. Como si fuera poco, me borraron todos los emails y contactos. Sé que muchos lectores han recibido este tipo de cartas, otras ofrecen jugosas herencias de miles y millones de dólares.  Les piden la información necesaria para entrar en sus cuentas de bancos para hacer los supuestos depósitos y cometen diferentes tipos de estafas. Ese es un procedimiento utilizado por bandas de africanos, especialmente de Senegal y Costa de Marfil en Europa, y con más frecuencia en Inglaterra.

 

Otro procedimiento es que le envían por correo una invitación para participar en un congreso internacional, generalmente auspiciado por la UNESCO, ONU o la OMS, con documentación acreditada y firmada por representantes de esos organismos, (con internet todo esto es fácil, incluyendo la clonación de documentos) y luego les piden un dinero para gastos de seguro y reservaciones del hotel, enviado precisamente a un hotel londinense. Una vez la persona envía el dinero, se corta la comunicación y el timado se queda con las maletas hechas.

 

 La ONU ha enviado a sus delegaciones en todo el mundo, información sobre esto y que no acepten esas invitaciones sin ser verificadas en las sedes locales del organismo. Opino que deberíamos cambiar nuestra contraseña a menudo, no dar ninguna información de nuestra cuenta bancaria a nadie y borrar ese email inmediatamente. ¡Hay que tener cuidado con este fraude globalizado!

 

Elsa I. Pardo

Miami, Florida

Estados Unidos

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy