publicidad-adpv-rojo.png

Miercoles, 14 de Noviembre de 2012

Actualizado10:21:10

Navegas por Sociedad Medios comunicación Libertad de prensa en Chile: el Gobierno clausura el diario La Nación

Libertad de prensa en Chile: el Gobierno clausura el diario La Nación

Cerigua.- La junta de accionistas del Diario La Nación, de Chile, en la que el Estado posee el 70 por ciento de las acciones, decidió cerrar y liquidar los bienes del medio, una medida que afecta a 117 personas que se quedarán sin empleo y a la libertad de expresión, que pierde un medio plural.

Información de diarios internacionales destaca que la decisión del cierre del diario se debió a una orden del presidente Sebastián Piñera, que fue rechazada por los socios privados, que eran la minoría, sindicatos de periodistas, organizaciones sociales y parlamentarios; La Nación, fundada en 1917, funcionaba únicamente como diario digital en la actualidad, ya que cuando Piñera asumió el poder terminó con su edición en papel.

Conocida la medida, los empleados del medio así como representantes de la prensa presentaron un recurso de protección ante los Tribunales de Justicia con el fin de anular la decisión; Marcelo Castillo, presidente del Gremio de Periodistas Chilenos, dijo que buscarán los medios necesarios para que La Nación no desaparezca.

Boris Paredes, abogado, expresó que la junta de accionistas fue ilegal debido a que se afecta la igualdad ante la ley y el derecho a la propiedad que tienen los empleados, que deriva de sus contratos; por su parte el parlamentario Hugo Gutiérrez solicitará al gobierno que explique la decisión de cerrar La Nación ante una sesión especial de la Cámara de Diputados.

Beatriz Michell, periodista de TeleSUR, señaló que la mayoría de medios escritos en Chile se encuentran en manos de grandes grupos, como el Consorcio Periodístico de Chile (COPESA) y El Mercurio, que se rigen por los intereses de grandes empresas; el único medio que podía garantizar el pluralismo de la información era justamente La Nación, que al ser un medio público no dependía del mercado ni de la publicidad, agregó.

Antes de asumir la Presidencia, Piñera cuestionó la orientación del diario y argumentó que éste se había convertido, en los últimos 20 años, en una fábrica de propaganda para los gobiernos de turno; ya en el poder aseguró que se debía debatir entre reformar el diario para convertirlo en un medio pluralista o bien, venderlo con el argumento de que no existían motivos que justificaran que existiera un diario oficial.

Víctor Osorio, presidente del Sindicato Número 1 de trabajadores de La Nación, declaró que la junta de accionistas carecía de facultades para adoptar resolución alguna debido a que no contaban con los votos de las acciones preferentes, que se estipula en el artículo 22 de estatuto de empresa, por lo que será denunciado ante los Tribunales.

En tanto Marcelo Castillo, presidente del Colegio de Periodistas, indicó que esta medida no solo deja en la cesantía a por lo menos un centenar de periodistas, trabajadores de talleres y de administración del medio, sino que representa un atentado contra la libertad de prensa en el país.


Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.

Libertad de prensa en Chile: el Gobierno clausura el diario La Nación
Comentarios (2)Add Comment
0
Una sola voz
escrito por Abel Alberto Manríquez Machuca, septiembre 27, 2012
Por 1994 en una charla del senador radical Anselmo Sule a estudiantes de periodismo (él fue profesor de ética y legislación de los medios en la U. de Chile, en los inicios de los años 70'), indicó que era una realidad de que ampliamente la propiedad de los medios de comunicación chilenos en el retorno a la democracia, era casi totalmente de entes de tendencia política de derecha. Dijo algo así de que "mientras seamos gobierno vamos a tener presencia en los medios igual, pero cuando no lo seamos creo que estaremos muy mal al respecto".
Aparte de esto en Chile se utiliza mucho el "ninguneo" (ignorarte ex profeso). En las regiones, donde suele existir un solo medio escrito por lo general, si alguien cae en desgracia con una autoridad de ese medio, no lo harán figurar ni siquiera en las páginas sociales, sea o no sea una persona meritoria o qué protagonice noticias. Claro a menos que lo maten, se suicide o lo vinculen a algo escandaloso.
Para la reciente época autoritaria de Chile (1980 aprox.), un grupo de periodistas cesantes, tuvo un éxito relativo pero suficiente, escribiendo las noticias que no publicaba la prensa (toda oficial u oficializada por la autocensura) y enviándolas cada dos o tres días en hojas mimeografiadas a suscriptores que pagaban. Los mejores suscriptores eran las grandes empresas, pues ellos necesitaban conocer toda la realidad para sus decisiones.
0
Diario La Nación
escrito por DSr. Mario H. Concha Vergara, septiembre 27, 2012
El Diario La Nación de Chile tiene una larga historia desde que fue creado por el presidente Carlos Ibañez del Campo en los años 30 del siglo XX. Siempre ha sido un periódico del Estado y no de los gobiernos. El gobierno del presidente de Chile Piñera tiene una gran confusión respecto a lo que es comunicación estratégica. Él y sus asesores, además, confunden gobierno con Estado lo cual o es ignorancia supina o lisa y llanamente ignorancia pura. No entienden que el gobierno, los gobiernos, son parte del Estado y que el Estado es un conjunto de instituciones que incluye a todos los ciudadanos y que es necesario que el Estado tenga sus medios de comunicación al servicio de toda la ciudadanía. En Chile, también está la Televisión Nacional (TVN) que es una industria forjadora de opinión, creadora educacional y, además, es imparcial. Seguramente, correrá el mismo destino que La Nación.
Todo esto implica que el gobierno quiere ayudar a los medios privados, los cuales, en un 90% son de carácter derechista. Llegando, en algunos casos a parecer medios fascistas. Distorsionan las noticias y no informan de hechos ocurridos que puedan socavar la muy baja credibilidad que tiene el gobierno. Éstos se basan en la premisa de que "lo que no se comunica no existe", usando el hecho comunicacional como en la mejor era göebeliana.
Por otro lado, al gobierno poco le importa las acciones que tienen los trabajadores que, aunque minoritarias, tenían derecho a ser consideradas en una acción de cierre. Ahora veremos que dice La CUT chilena y que dicen los Tribunales sobre este cierre que deja a los chilenos sin medios neutrales.
Finalmente, pienso que el gobierno piensa que perderá las próximas elecciones presidenciales y en su torcida mentalidad piensa que La Nación sería usada por el próximo gobierno para destapar los inmensos escándalos financieros existentes.

Escribir comentario

busy