publicidad-adpv-rojo.png

Domingo, 30 de Diciembre de 2012

Actualizado01:38:54

Navegas por Sociedad Medios comunicación Die Zeit presenta el “Adiós al Sur” con Antonio Muñoz Molina como firma invitada

Die Zeit presenta el “Adiós al Sur” con Antonio Muñoz Molina como firma invitada

Die-Zeit_31-2012_Adios-al-Sur-portada

Manuel López.- “La laboriosidad y la competencia técnica del norte necesita los mercados del sur”, sostiene Antonio Muñoz Molina en un artículo que el semanario alemán Die Zeit le publica en su última edición como firma invitada del tema de portada, que dedica al Abschied vom Süden (“Adiós al Sur”) sobre la crisis del Sur de Europa. “Sin el clima benévolo del sur”, enfatiza acto seguido el escritor y académico español, “la vida de las gentes del norte carecería de una de las dimensiones necesarias para la felicidad”.

Die-Zeit_31-2012_Adios-al-Sur-Economia

“El norte no quiere más, y el sur no puede más”, viene a ser el diagnóstico del sesudo semanario alemán que dirige Giovanni di Lorenzo y del que es coeditor el ex canciller Helmut Schmidt sobre el tema que está en boca de todos tanto en Alemania como en los países del Mediterráneo: la crisis del euro. “Grecia, Italia y España, nuestros países preferidos de vacaciones”, reza el subtítulo de portada de Die Zeit, “hacen aguas”. Como resultado de ello, según el influyente semanario de política, economía, ciencia y cultura que mantiene su prestigio intacto desde su creación en 1946, estima que a los alemanes se les acaban las energías para ayudarnos. 

El informe de cabecera de tres páginas en el cuadernillo de Economía, que en esta primera entrega se centra en España -Grecia, Portugal e Italia seguirán en las próximas semanas-, parte de la base de que los rescatadores están aburridos y los necesitados de rescate decepcionados,para preguntarse lo que el rescate de la crisis del euro significa para los países del Sur y lo que repercute para los alemanes.

Die-Zeit_31-2012_Hormigon-espanol__300”Hormigón español”

El diagnóstico de la situación lo presenta una página gráfica, Spanischer Beton (”Hormigón español”) con la viñeta de una plaza de toros a modo de una construcción de plantas parada. La construcción, el mayor problema de España, dio trabajo en el pasado a centenares de miles de obreros, pero la burbuja inmobiliaria dejó edificios de oficinas y pisos vacíos, trabajadores despedidos, desplome de precios, créditos que no pueden ser pagados. “En la construcción reina la tristeza”, dicen los autores del informe, para añadir: “como el todo el país”. 

Como puntos fuertes de España, Die Zeit señala el turismo -cuarta potencia mundial, después de Francia, Estados Unidos y China-, los bajos salarios y las reducida deuda pública. Y como débiles, el paro -24.4% el general y 52.0% el juvenil [el informe está redactado antes de conocerse el pasado viernes los últimos datos: 24,63% y 53,28%], las regiones endeudadas y los bancos enfermos.

“Casillas y Torres, sí; comprar apartamento, no” 

Lo que el semanario alemán recomienda hacer a los turistas alemanes en España es que nos hablen de fútbol [obviamente, los redactores del informe tampoco contaban con la mala suerte unida a la flagrante conspiración arbitral contra España que acaban de mandar a casa a La Rojita de los Juegos Olímpicos de Londres tras la derrota de hoy ante Honduras]. Todo turista alemán que conozca a “Casillas, Torres y los otros”, viene a afirmar Die Zeit, ya nos tiene a los españoles comiendo de su mano.

Otra cosa es la inversión en ladrillo español. Los autores del informe desaconsejan explícitamente caer en la tentación de inversiones inmobiliarias, pues aunque los precios de los apartamentos en las playas hayan bajado, señala que antes estaban “totalmente sobrevalorados”. O sea, que el sueño de una vivienda propia en el Sur “todavía se deja soñar”

El rescate: entre 200.000 y 300.000 millones de euros

Die Zeit cifra entre 200.000 y 300.000 millones de euros el costo del programa de ayuda para España, un monto inferior al que necesitará Italia. Marc Brost y Mark Schieritz, autores del informe, especulan sobre las graves consecuencias políticas de esta catástrofe económica, que podrían recaer sobre Alemania.

 “En tal caso, los alemanes habría devastado el continente por tercera vez en los últimos 100 años”, advierten. La cuestionada Rettungspolitik, la política de rescates de la canciller Angela Merkel, es el tema candente de la inminente campaña electoral en Alemania. 

“No pierdas el Sur”

Así las cosas, el texto de Antonio Muñoz Molina viene a ser una pieza magistral en la búsqueda de un equilibrio sensato en el actual escenario de recíproca demonización del Norte y el Sur de la Vieja Europa.

En su reflexión sobre el estado de cosas, el escritor toma como hilo argumental el eslogan de la campaña de la cerveza Cruzcampo “No pierdas el sur”. Para la Europa del Norte, en su opinión “no perder el sur” vendría a significar “no renunciar a los placeres sensuales de la vida, a un cierto sentido exterior y luminoso de la existencia que al menos desde el siglo XVIII se ha identificado con los países del sur de Europa, con las orillas del Mediterráneo”.

Lana española para el textil de Flandes

Para los del Sur, por nuestra parte, “perder el Norte” desataría a una catástrofe económica “de la que no se salvaría nadie”, pues sería una negación de algunos de los valores más sólidos que cada uno, los del norte y los del sur, considera como propios. Como ejemplo de la necesaria complementariedad Norte-Sur cita el caso de la prosperidad de la industrial textil en Flandes al final de la Edad Media, que dependía de la lana de los rebaños de ovejas españolas.

Muñoz Molina advierte de que ni los del sur podemos resignarnos a ser “compradores dóciles y camareros y proveedores de entretenimiento”, como tampoco es “lícito” que los del norte “nos miren de arriba abajo con una condescendencia imperial”. 

Jóvenes españoles a Alemania

No deja de ser aignificativo el dato de que en la misma edición de Die Zeit España vuelva a ser noticia en el cuadernillo Chancen (“Empleo”), que saca como tema de portada el interés de los empresarios por atraer a jóvenes españoles a Alemania. 26.000 jóvenes españoles emigraron allí en 2011 y el futuro serán más, según acordaron la semana pasada los ministros de Educación de ambos países, la alemana Annete Schavan y el español José Ignacio Wert en un encuentro en el que suscribieron un acuerdo de formación para el aprendizaje del alemán. Según la Cámara Alemana de Comercio e Industria, en Alemania hay ahora mismo 1.300.000 puestos de trabajo por cubrir.

Muñoz Molina concluye su artículo con una llamada esperanzadora a no perder el norte los del sur ni perder el sur los del norte, pues en su opinión aunque parezcan cosas tan distintas, vienen a significar lo mismo: “arrancarnos lo que nos hace mejores, el equilibrio entre libertad personal y solidaridad, entre eficiencia tecnológica y buena vida, entre capitalismo y justicia, que solo existe en Europa.” 

Solo faltaría, cabe opinar en conclusión, que los miles de millones del rescate lleguen al pueblo, a los autónomos para financiarse y a las empresas para crear empleo, no solo para los jóvenes en paro o los que ya están trabando en el norte, sino también para jóvenes del norte dispuestos a considerar el sur no solo como un destino barato de sol y playa, sino como un lugar donde poder cambiar su esquema de vivir para trabajar por el de trabajar para vivir.

Pero este colofón, ya digo, es una licencia de este comentarista.

------

Antonio Muñoz Molina: “Perder el norte, perder el sur”, traducido al alemán por Myriam Alfano en Die Zeit 31/2012 (“Eine Arroganz ist ungerecht” –“Una arrogancia es injusto”-). http://antoniomuñozmolina.es/2012/07/perder-el-norte-perder-el-sur/

Giovanni di Lorenzo, director de Die Zeit, presenta en vídeo la edición nº 31/2012 del semanario

Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro

boletín de titulares.

Indica nombre, apellidos, profesión y país

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy

Última actualización el Lunes 30 de Julio de 2012 01:45