publicidad-adpv-rojo.png

Martes, 9 de Octubre de 2012

Actualizado06:49:31

Navegas por Culturas Libros y publicaciones En el Día Mundial contra el Alzheimer, Cosas transparentes, una novela sobre la memoria

En el Día Mundial contra el Alzheimer, Cosas transparentes, una novela sobre la memoria

LIB-cosas-transparentes"Querría describir el olvido a través de todas las palabras olvidadas. Por los alveolos que han dejado las palabras desaparecidas en mi boca. Por la sombra ausente de los objetos ausentes. Esa puerta que no se puede ni cerrar ni abrir. Esa ventana que finge la vida o la muerte según mi estado de ánimo. La irreparable herida del tiempo, la discontinuidad del alma, ese agujero en el bolsillo, el olvido” (Louis Aragon *, Blanche ou l’oubli, Gallimard, 1972)

Mercedes Arancibia

Cuando nadie había puesto todavía nombre a la enfermedad, cuando se creía que la falta de recuerdos era una forma de locura, Louis Aragon escribió esta preciosa novela, que fue uno de los libros de cabecera de mi juventud. Hoy, cuarenta años más tarde, es 21 de septiembre de 2012, Día mundial de la lucha contra la enfermedad de Alzheimer. No puede haber una fecha más adecuada para escribir acerca de un libro sobre la memoria.

Ignoro si el ruso Vladimir Nabokov (1899-1977) leyó la novela Blanca o el olvido, obra menor de una de las grandes figuras de la literatura francesa del siglo XX, Louis Aragon; aunque es probable que lo hiciera porque eran coetáneos y porque conocía la literatura francesa tan bien como la rusa. Cuando se publicó, Nabokov ya había vivido en París, Berlín, Estados Unidos, y se encontraba instalado en la localidad suiza de Montreux, donde acabó sus días. Conociera, o no, el relato de Aragón, la novela Cosas transparentes, penúltima de las obras de Nabokov, publicada el mismo año 1972 y editada para estrenar este otoño de 2012 por Anagrama, es ese libro sobre la memoria tan adecuado en una fecha como la de hoy.

Las cosas transparentes, advierte Nabokov en el prólogo, son esas “a través de las cuales brilla el pasado”. Es decir, el agujero en el bolsillo de Aragón recosido, la ventana que cae sobre la vida, las palabras que vuelven a la boca… Si no se puede hablar estrictamente de pedazos de autobiografía en ese ir y venir entre Estados Unidos y Suiza del protagonista, el corrector literario Hugh Person, se puede en cambio asegurar que por las poco más de 150 páginas de la novela transitan buena parte de los fantasmas y las fantasías recurrentes en la obra de uno de los autores más prolíficos y reconocidos del siglo XX, un escritor con una voz auténticamente personal y muy original que, como dice el también novelista Peter Ackroyd, domina “todos los trucos técnicos de la novela y ha aportado unos cuantos más de cosecha propia”.

Un poco “misteriosa, siniestra y hermosamente melancólica”, como ha dicho otro grande de la escritura, Martin Amis, en Cosas transparentes al tiempo que se recorren caminos poco transitados, se suben cuestas y montañas, se entra y se sale de pueblos visitados anteriormente y se producen encuentros y despedidas, también se mezclan recuerdos, sueños y retazos de vida, hasta construir una historia compacta y un canto casi épico a la memoria.

Lo malo no es recordar, añorar, evocar, ni siquiera querer perpetuar lo que no podrá volver nunca; lo peor, como decía Aragón, es olvidar.

(*)Louis Aragon poeta, novelista, y periodista (1897-1882), fue uno de los impulsores del dadaísmo y el surrealismo en Francia. Comunista, resistente, fundador, con André Breton, de la emblemática revista Literature, dirigió Les Lettres françaises y Editeurs Français Réunis (EFR), desde donde publicó en francés la obra de poetas como Rafael Alberti, Yánnis Rítsos o Vladimir Maïakovski, escribió en L’Humanité y Commune, revista donde se concentraron los intelectuales franceses que apoyaron la Segunda República española. A partir de 1950, intérpretes como Leó Ferré y Jean Ferrat pusieron música a sus poemas. La primera canción con letra de Aragón data de 1953, la compuso y cantó Georges Brassens y es un clásico para varias generaciones: Il n'y a pas d'amour heureux.

  • Editorial Anagrama
  • Colección Panorama de narrativas
  • Traducción Jordi Fibla
  • SBN 978-84-339-7845-5
  • 158 páginas, 16.90 €

 


Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país. 
En el Día Mundial contra el Alzheimer, Cosas transparentes, una novela sobre la memoria
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy

Última actualización el Viernes 21 de Septiembre de 2012 12:50