publicidad-adpv-rojo.png

Martes, 13 de Noviembre de 2012

Actualizado06:32:21

Navegas por Fotografia Fotógrafos Adiós a un precursor irrepetible: Manuel Falces

Adiós a un precursor irrepetible: Manuel Falces

falces-las-ciudades-costacabana-almeria-1992Manuel López (FOTO/P-ES). “El CAF se ha quedado huérfano”, se lamenta la nota de la institución de bandera de la fotografía en España que me acaba de pasar el director mientras repasaba documentación y notas. Demasiado joven para morirse. Pero a Manuel Manuel Falces le sobraron 18 de los 57 años que llegó a vivir para instalarse en la historia de la fotografía. Cosa que ocurrió en 1992 con la producción de Imagina, el magno proyecto que había logrado atraer a Almería a los mejores fotógrafos del mundo y que sirvió de base para la puesta en marcha del Centro Andaluz de la Fotografía  (CAF), que no tardaría en convertir a Almería en obligado referente internacional del medio.

En el país del éxito súbito, Manolo Falces fue un corredor de fondo, un currante de  mucho gastar codos. Su temprana “Historia de la fotografía en España”, premio Ángel Ganivet para estudiantes de la Universidad de Granada en 1975, fue durante los años clave desde el final del franquismo al reposo de la Movida una de las contadas obras de análisis e interpretación del medio que se dispuso.  Su artículo “La lenta muerte de la fotografía”, publicado en El País en el verano de 1981 tras el anuncio por Sony de la “fotografía electrónica” con la presentación de la Mavica, la “cámara sin película”, le catapultó como enfant terrible de la hasta entonces casposa cultura de salón del mundillo de la fotografía, instalado en el gueto de la concursística, que se venía a regirse por la dinámica endogámica del yo te premio-tú me premias.

Tuve ocasión de presentar en la edición española de “Photo” en 1981 (nº 54) como “genio y figura del fotomontaje” a Manuel Falces, “un fotógrafo rabiosamente contemporáneo de esta vieja sociedad española”, al tiempo que “un crítico clarividente de la cultura contemporánea”.  Le invité como columnista en FOTO (número 0, marzo de 1982; y 1, enero de 1983). El título de su artículo era la certera radiografía del hecho fotográfico: “La España fotografiante: una calle camino de cualquier parte”. Cuando, en 1983, Paloma Delgado, jefa de la secretaría del ministro de Cultura del primer gobierno socialista Javier Solana, me pide que le pase la lista de los fotógrafos que me acompañarán en el encuentro de los fotógrafos con el ministro el 21-J, no podía faltar Manuel Falces, al lado de Frances Catalá-Roca, Nicolás Müller, Alberto Schommer, Carlos Pérez Siquier, Víctor Steinberg y Joan Fontcuberta.

Después de Imagina vendrían 15 años de reválida de su proyecto Imagina al frente del CAF hasta que, en 2007, el centro, único en su género dedicado a la fotografía en España, es dotado de sede fija en Almería con Pablo Juliá como director. Se nos fue Falces, pero queda su obra como fotógrafo, gestor… y escritor. Ensayista siempre adelantado a su tiempo, me escribía en 1981 su visión de la jugada en estos términos: “A nosotros, ‘los de la fotografía’, nos queda todo por hacer, y esos brujos que son los japoneses, contratados por un circo americano, se encargan de hacer sombreros de copa de los que cada día salen palomas más raras y más rápidas. Nosotros tenemos que ordenar esas palomas, pintarlas de mil colores…”

Precursor irrepetible, buen amigo con independencia de su distancia profesional del fotoperiodismo nacional, Manuel Falces fue, ante todo,  fiel consigo mismo, que de eso se trata. Acabó sus días como me dijo que vivía cuando le conocí: “Viendo gente pasar…”, y para que no me quedase duda de que no divagaba ni se quedaba en la frase chusca, añadió: “….por este mundo cada día más loco”.

Comunicado del Centro Andaluz de la Fotografía:

El mundo de la fotografía se queda sin Manuel Falces

Desde ayer, 6 de Enero de 2010, todos los que amamos, trabajamos y, de alguna manera nos relacionamos con la fotografía, lamentamos profundamente la pérdida de Manuel Falces.

El CAF se ha quedado huérfano.

Corrían los años en los que terminaban la década de los 80, cuando a Manuel le propusieron desde la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la dirección de un proyecto a desarrollar en Almería con motivo de la celebración del V Centenario del Descubrimiento de América y, tras varias tardes recorriendo el paseo marítimo de Almería, sonando en sus auriculares la música de Imagine de John Lennon, tal y como él contaba, se decidió a aceptar el reto: convertiría a Almería, durante tres años, en el centro de referencia mundial de la fotografía. En ese momento, Manuel ya sabía lo que quería: quería IMAGINA.

A partir de ahí, puso su carisma, su ingenio, su grandeza física salpicada siempre de grandes carcajadas, al servicio del mejor proyecto fotográfico que se podía realizar. De forma inmediata los mejores fotógrafos del mundo acudieron a su llamada, sin que nadie rehusara su invitación. Hasta el mismo Cartier Bresson le agradeció en múltiples ocasiones que lo hubiera invitado a venir “a la alegría”, como él definió nuestra tierra.

Nada ha detenido desde entonces la maquinaria que él puso en marcha. Y no se ha detenido porque IMAGINA llevaba en su germen el nacimiento y desarrollo de otro gran sueño de Manuel Falces, la creación, también en Almería, del primer y único centro público dedicado a la fotografía en España: el Centro Andaluz de la Fotografía. Institución que ha conservado la impronta de su pensador: arte, vanguardia, modernismo, sensibilidad, imaginación.

Siempre diferente, siempre rompedor, siempre Manuel Falces.

El Centro Andaluz de la Fotografía conservará para siempre su memoria, su legado de sentimientos y enseñanzas y los muchos proyectos que, en torno a su obra fotográfica están aun sin hacer pero que, sin duda, serán una realidad.

Te recordaremos siempre

Adiós a un precursor irrepetible: Manuel Falces
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy

Última actualización el Jueves 19 de Agosto de 2010 07:38