Viernes, 11 de Noviembre de 2011

Actualizado12:18:29

Navegas por Opinión Detrás de las palabras Pujol y Mas, entre la minoría

Pujol y Mas, entre la minoría

Wifredo-Espina

No es lógico que la formación política que gobierna en Catalunya esté entre la minoría de ciudadanos que ha participado en la consulta soberanista, aunque figure en el grupo de la gran mayoría del “sí”, en el resultado de la votación. Así, Mas y su Govern, como también Jordi Pujol, están entre la mayoría de la minoría.

Pero el hecho de la consulta y sus resultados no deben infravalorarse. De casi un millón y medio de barceloneses con derecho a voto en esta consulta, sin validez legal, sobre la independencia de Catalunya, se estima en un 18 por ciento la participación en Barcelona, donde se ha concentrado una gran movilización.

En total se han sumado 257.645 votos, entre “seis” y “noes”, cifra que contiene la parte proporcional de votos anticipados contemplados en los últimos meses en los diversos distritos de la ciudad. Esta cifra, representa, exactamente, una participación del 18,14% sobre el censo de la consulta, que incluye a menores de 16 y 17 años e inmigrantes, y un 21,37% sobre el censo electoral oficial, que no incluye a estos.

En las otras poblaciones, en que los resultados, muy desiguales, fueron menores, no contaron con el apoyo de las instituciones oficiales, como en este caso. La consulta de Barcelona ha tenido el apoyo del expresidente Jordi Pujol, el del presidente Artur Mas y de su gobierno, que ha ido a votar, con mayor o menor exhibición pública del sentido de su voto, lo cual constituye una propaganda de primer orden, discutida y discutible.

La pregunta de si se actúa como el presidente y el gobierno de todos los ciudadanos de Catalunya, queda contestada con las cifras del 18,14 por ciento o del 21,37 por ciento. Está claro que no, al menos en este asunto del independentismo. Por más que se haya pedido la intercesión de La Moreneta, pues el diácono Manel Gasch incluyó, entre las plegarias de los monjes de Montserrat, el mismo dia de la votación, la de que “cada pueblo y nación pueda decidir libremente, de manera pacifica y democrática su futuro”.

Dadas las circunstancias, no está nada mal el número de votos logrados en esta participación global. Pero si se exagera, además de ser contraproducente, se pueda caer en el ridículo. “Tenemos la gloria a tocar!”, dicen que exclamó el portavoz de la organización, a la vista de los inesperados resultados obtenidos.

Calma y serenidad, que las matemáticas, también en política, son matemáticas. Ni el 18 ni el 21 por ciento son el cincuenta ni el ciento por ciento. Son la minoría.

Pujol y Mas, entre la minoría
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy