publicidad-adpv-rojo.png

Domingo, 31 de Marzo de 2013

Actualizado01:12:07

Navegas por Mundo Derechos Humanos DDHH en Rusia: Confirmada la sentencia para dos de las Pussy Riot, la tercera ha quedado en libertad

DDHH en Rusia: Confirmada la sentencia para dos de las Pussy Riot, la tercera ha quedado en libertad

Rusia-Pussy-riot-jaula-abogados

Mercedes Arancibia

"Ellas se lo han buscado y lo han tenido". Con estas palabras, el presidente ruso Vladimir Putin comentó el domingo 7 de octubre de 2012, ante las cámaras de la televisión NTV, privada pero cercana al Kremlim, la condena a dos años en un campo de internamiento de las tres jóvenes integrantes del grupo Pussy Riot, por haber cantado una “oración anti-Putin” en la catedral ortodoxa del Cristo Salvador de la capital rusa, a dos pasos del Kremlim, en febrero de 2012. Con el rostro tapado por pasamontañas de colores, las chicas cantaron “Madre de Dios, echa a Putin” ante unos cuantos fieles espantados que se encontraban en el interior del recinto religioso. Víctimas de la libertad de expresión, que en Rusia es uno de los derechos humanos menos respetados, las Pussy Riot se encuentran entre los tres finalistas al Premio Sajarov a la libertad de conciencia y libertad de expresión 2012, del Parlamento Europeo.

Ahora, el 10 de octubre, el tribunal de apelación de Moscú ha necesitado solo tres horas para confirmar la condena de dos de las chicas, y dejar en libertad a la tercera. Según la página informativa rusa rt.com, en una información recogida por el canal internacional France 24, Ekaterina Samutsevitch, de 30 años, ha quedado en libertad porque su defensa ha conseguido convencer al juez de que aquel día de febrero le pararon en la calle y no pudo llegar a tiempo al concierto. Otra versión que circula por Internet es que se ha desolidarizado de sus dos compañeras, confesando “su culpa” y ganándose así la benevolencia del juez. El tribunal, en cambio, ha confirmado que Naqdejda Tolokonnikova, de 22 años, y Maria Alekhina, de 24, tienen que cumplir el castigo de dos años de internamiento por “gamberrismo” e “incitación al odio religioso”.

Provocadora, la canción incriminada denuncia el apoyo de la iglesia oficial a Putin, reelegido el 4 de marzo de 2012 para la presidencia de la Federación de Rusia. Los ortodoxos fundamentalistas denunciantes consideran que la letra de la canción es una blasfemia (el abogado de la acusación ha llegado a decir que las Pussy Riot actuan por orden de Satán), mientras que la defensa ha insistido hasta el último momento en que el grupo critica el orden político ruso y no la religión, ni la iglesia.

A las 11 de la mañana, hora local (7 de la mañana hora europea) comenzó la vista con las acusadas encerradas en una jaula de cristal, detrás de sus abogados, como en sus anteriores comparecencias ante el tribunal. Esta vista debió celebrarse el 1 de octubre pero se retrasó debido a que una de las acusadas, precisamente la que ha quedado en libertad, anunció que tenía discrepancias con sus defensores y solicitó tiempo para buscarse otros.

"No hemos querido ofender a los creyentes, pero si ha ocurrido nos excusamos. Nuestra actuación era política", "las tres somos inocentes, estamos en la cárcel por nuestras opiniones políticas", han dicho las jóvenes en sus declaraciones al tribunal, y han pedido una sentencia exculpatoria y la libertad. "Aunque se confirme la condena y nos manden a un campo no nos callaremos, ni siquiera si nos envían a Siberia o a Mordovia", había dicho antes de iniciarse la vista Maria Alekhina.

El asunto de las Pussy Riot tiene dividida a la opinión pública rusa y ha levantado una oleada de indignación en todo el mundo democrático que entiende que se trata de un caso más de atentado contra la libertad de expresión en Rusia, que viene a sumarse a los muchos episodios de detención de disidentes y a los también numerosos casos de asesinatos (todos ellos impunes) de intelectuales y periodistas críticos con el poder prácticamente absoluto que pretende ejercer Vladimir Putin, regresado a la presidencia tras cuatro años ejerciendo oficialmente de primer ministro pero, en realidad, conservando la última palabra sobre todo los asuntos de importancia, parapetado tras la marioneta de su alter ego, Medvedev, con el que intercambió los papeles.

Mientras tanto, las Pussy Riot siguen recibiendo muestras públicas de solidaridad internacional. Yoko Ono, la viuda del beatle John Lennon, acaba de concederles el Premio de la Paz “LennonOno”; Amnistía Internacional y la premio Nobel birmana Aung San Suu Kyi han pedido su libertad a las autoridades rusas y los parlamentarios europeos las han seleccionado entre los tres finalistas -junto con el bielorruso Ales Bialiatski, y los iraníes Nasrin Sotoudeh y Jafar Panahi - al prestigioso Premio Sajarov de la libertad de conciencia y libertad de expresión, que se fallará el 26 de octubre de 2012 y se entregará en diciembre, en la sede parlamentaria de Estrasburgo. 


Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.

DDHH en Rusia: Confirmada la sentencia para dos de las Pussy Riot, la tercera ha quedado en libertad
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy