Viernes, 11 de Noviembre de 2011

Actualizado06:47:14

Navegas por Blogs Culturales Cultura perecedera, con o sin bendición

Cultura perecedera, con o sin bendición

Félix Población

Que Blanca Portillo es una de nuestras más notables actrices es algo indudable. La profesionalidad y pasión con que Portillo se entrega a su trabajo escénico la han conducido a ocupar ese lugar preeminente, al que llegó catapultada por el éxito obtenido hace años en una popular serie de televisión. Añádase a eso una inteligente capacidad para discernir tanto el cometido de su oficio como la proyección social y cultural del teatro. Por eso, cuando fue elegida directora del Festival de Mérida, su nombramiento fue muy bien acogido en el sector, pues se confiaba plenamente en su capacidad para potenciar el evento.

Tanto Blanca Portillo como la productora del festival, Chusa Martín, han reconocido que recibieron presiones desde la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Mérida, bajo la gobernación del Partido Popular, para que se retirara una foto de una exposición en la que el actor Asier Etxeandía aparecía caracterizado de Jesucristo con un crucifijo entre las piernas. Eso, unido a problemas de índole económica y de gestión y transparencia en la administración del festival, llevaron a las citadas a renunciar a la dirección del certamen a partir de la edición de este año.

En Gijón, con el gobierno del partido de Álvarez Cascos en al Ayuntamiento de la ciudad, corre peligro de ser desmantelada la popular Semana Negra (SN), un animadísimo festival literario de tendencia progresista y crítica que a los largo de sus 24 ediciones ha comportado un muy estimulante volumen de negocio: 400.000 visitantes de este año y más de 8 millones de euros de caja. A ello hay que añadir la indudable prestancia mediática adquirida por Gijón gracias a la SN.

Si no se puede entender, como no sea en tiempo de pasado tridentino, que en Mérida el celo inquisitorial presione para acabar con la posibilidad de un buen Festival de Teatro, dirigido por una de nuestras más sobresalientes actrices, más cuesta comprender lo que puede llegar a ocurrir en la ciudad asturiana. En ambos casos salta a la vista el valor portátil y perecedero que para cierta derecha histórica tiene la cultura, con o sin bendición apostólica de los talibanes nacional-católicos.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy

Última actualización el Miércoles 03 de Agosto de 2011 11:42