publicidad-adpv-rojo.png

Lunes, 18 de Marzo de 2013

Actualizado09:47:31

Navegas por Culturas Arte La risa esperpéntica de Yue Minjun

La risa esperpéntica de Yue Minjun

cartel-yu-minjun“Si la risa fuera una parcela de tierra, el Estado ya la habría expropiado”
Ouyang Jianghe, crítico chino

Julio Feo Zarandieta

La Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo presenta en París la primera gran exposición en Europa del afamado pintor chino Yue Minjun. una ocasión única para descubrir la obra de este artista disidente y contestatario, cuyos cuadros se cotizan a precio de oro en el mercado internacional del arte, sobretodo tras su éxito en la bienal de Venecia en 1999.

La exposición presenta, hasta el 17 de marzo del 2013, más de cuarenta cuadros, óleos o acrílicos y un centenar de dibujos del pintor, así como una serie de fotografías del artista que han servido en cierto modo de modelo a esta serie obsesiva de autorretratos. Sirviendo de modelo a su hermano fotógrafo, Yue Minjun adopta posiciones, gestos y mímicas que sirven de inspiración a la recurrente temática de su propia obra artística.

Como Warhol, utiliza Yue Minjun esa técnica de la repetición de una misma imagen, su propio rostro transformado en esperpéntico autorretrato, y su risa deformada y grotesca, dan lugar a una multitud de personajes monstruosos e idénticos. El “realismo socialista” es remplazado aquí por una especie de “realismo cínico” contra el cinismo, una parodia de la realidad inmediata o histórica, pero vista a través de la deformación de un espejo cóncavo, como decía Valle Inclán.

Nacido en 1962 en Daquing en la provincia china de Hei Long Jiang, Yue Minjun estudió arte en la Escuela Normal de la provincia de Hebei en los años ochenta, instalándose al comienzo de los noventa en una comunidad de artistas en las cercanías de Pekín. En ruptura con el “realismo socialista” y con la pintura tradicional china, Minjun forma parte de esa generación de jóvenes artistas chinos visiblemente influenciados por el pop art y el surrealismo, pero también por los grandes clásicos del arte occidental.

En la exposición de la Fundación Cartier, podemos así descubrir pinturas de Yue Minjun inspiradas en grandes clásicos como “La muerte del emperador Maximiliano de México” de Edouard Manet, la “Escena de matanzas de Scio” y “La libertad guiando al pueblo” de Eugène Delacroix, o “Marat asesinado” de Jacques Louis David. Al revisitar esas obras, Yue Minjun les rinde homenaje a través de su propia e irónica mirada.

De la misma manera, los grandes clásicos del “realismo socialista” son desviados por el artista contestatario de su contexto original, para mejor parodiar esa “Historia oficial” mil veces falsificada por el régimen comunista chino y su lavado de cerebro de las multitudes, parodiado en esas escenas de horror surrealista, donde cohabita un hombre decapitado que lleva en la mano su propia cabeza, con un mundo de monstruos humanos y prehistóricos dinosaurios.

Una generación de artistas chinos vanguardistas, marcada de forma evidente por ese acelerado cambio histórico que ha llevado de la China comunista de Mao Tse Tung y Lin Piao, encerrada y aislada del exterior, a la China abierta al capitalismo de Deng Xiaoping y su transformación en gran potencia económica mundial.

Un periodo de grandes cambios en China que alcanzó su punto culminante en 1989 con la represión de las manifestaciones de la plaza Tiananmen. “La risa y la sonrisa –decía Yue Minjun en los primeros años de su actividad artística- es una forma de esconder la impotencia, para los de mi generación”. Una época caracterizada en China por la desilusión de esa juventud que intentó rebelarse contra el totalitarismo político.

La omnipresente risa, la carcajada grotesca de Yue Minjun aparece así como un evidente mensaje crítico en esa sociedad china controlada por el Partido único. Una risa multiplicada como en un juego de espejos rotos, frente al cinismo del discurso oficial. Instalado en su estudio de Pequín, y reconocido hoy en el mundo entero, Yue Minjun prosigue su trabajo creativo y en su mas reciente obra artística ha desarrollado toda una serie de cuadros concebidos como un gigantesco laberinto.


Sigue la actualidad de Periodistas en Español en nuestro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .
Indica nombre, apellidos, profesión y país.
La risa esperpéntica de Yue Minjun
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy

Última actualización el Domingo 02 de Diciembre de 2012 13:14